meta name='verify-v1' content='pwiMUB28RJ4hiCr1EXENhHkHqJz4luG0BcIKSmW7UJk=' /> penelope en el paraiso: MÉDICO ERES, MÉDICO TE MORIRÁS

martes, 20 de octubre de 2009

MÉDICO ERES, MÉDICO TE MORIRÁS


No puedo evitarlo. Casi me muero cuando he leído esto, que, con toda mi jeta, he transcrito de este blog: http://ecjpr.blogspot.com/.
Es que es tan verdad...


Sabes que eres médico cuando...

Te levantas a las siete el fin de semana, aunque no tienes que ir a trabajar.
El sonido de la marcha atrás de una furgoneta te hace palpar el bolsillo para sacar el busca.
Sientes que falla algo si no tienes un examen en ciernes.
Ves "Hospital Central" y sientes vergüenza ajena.
No te puedes relajar.
Puedes dominar un libro de 300 páginas en dos días.
Siempre estás cansado.
Escribes más de mil palabras por día.
Miras a una mujer en pelotas en la playa, y lo primero que ves es la cicatriz de la cesárea.
Siempre llevas un boli encima, aunque estés saliendo de fiesta.
No tienes vida privada.
Te olvidas de afeitarte / cortarte el pelo.
Te llevan al quinto pino para que veas a / hables con alguien.
Te despiertan a las cuatro de la mañana para que firmes un papel.
No tienes privacidad.
Piensas que tienes una enfermedad que estás estudiando ahora.
Se espera que lo sepas todo.
No entiendes a qué se refiere la gente cuando hablan de "olor a hospital".
Puedes ver los intestinos de alguien y tener hambre.
La frase anterior no te da asco.
Se supone que puedes estar en dos sitios a la vez.
No puedes acordarte de qué comiste ayer, pero consigues recordar los resultados de las analíticas de cada paciente que tienes.
Estás leyendo esto.



Y lo mejor:


¿Por qué salir con un médico?

Por...

El estetoscopio.
Te pueden hacer una consulta gratuita.
Te ahorras la vergüenza de ir a tu médico de cabecera por una cistitis.
¡Son inteligentes!
Conocen muy bien la anatomía (saben qué funciona, dónde y cómo).
¡Juguemos a médicos y enfermeras!
Están entrenados para escuchar.
Saben cómo te sientes... ¡o al menos lo fingen bien!
Siempre tienen alguna anécdota curiosa que contar.
Te ofrecen un pañuelo cuando vas a llorar (es un reflejo).
Pueden estar despiertos toda la noche si quieres que lo hagan.
¡Artículos de propaganda de los laboratorios!
Saben lo que quieres oír, y lo dicen.
Siempre intentan vestir bien.
Consiguen que los eches de menos, porque siempre están currando.
¡Juguemos a médicos y enfermeras!


¿Alguien se anima?...

8 comentarios:

Turulato dijo...

Pues si, me animo. Presumo que la semi-foto es tuya, así que la he pasado por dos programas fotográficos hasta conseguir una ampliación en relieve.. ¡qué no veas!.
Y lo que me ha animado es esa sutil, elegante, provocadora, atractiva, ..., combinación de blanco con granate y pijorricos dorados.
Así que, fracasado mi anterior intento de la cazadora de motorista -¿recuerdas?- corro a comprarme un gorrico cónico con estrellitas, para ver si me admites junto a tu corazón

Penélope dijo...

Jajajajajajajajjaja!!!!!!
Pues no, Turulato, no soy yo.
Yo soy la eterna con pijama verde, zuecos de goma y casi siempre, sin bata.
Y pijorricos dorados...pocos.
Vamos, que glamour, poco.

Lo siento, Turu.

Pero apuntado queda, maño.

Un besico.

dra jomeini dijo...

EC-JPR, genial como siempre(Puedes encontrar más cosas por el estilo en Per ardua ad astra).
No te ví en la ESRA. Pero no por falta de intentarlo, que iba preguntando a todo quisqui: Oye ¿tú eres Penélope? Con lo cual, me dieron el premio a la loca del congreso. Otra vez será. Besitos.

Nuareg dijo...

Acabo de descubrir el secreto de mi éxito con las mujeres. ¡Gracias, Penélope!

Besos y a ver si nos vemos tomando una cañita.

Penélope dijo...

Dra Jomeini!!!! Claro. Dificil. Mi nombre real, como el suyo, supongo, no es penélope. Mecachis. A lo mejor hasta nos hemos sentado en la misma fila escuchando las bondades de la anestesia locoregional para el dolor postoperatorio de apendicectomía, quién sabe!!

Esperaremos al próximo congreso y mientras tanto...tendré que seguir leyendola en su magnífico blog.

Un besito.

Y espero que disfrutaras. Yo sí lo hice.

Penélope dijo...

Nuareg, querido, tu éxito con las mujeres (el cual presupongo sin ningún atisbo de duda), va más allá de llevar bata y estetoscopio y de tener información privilegiada acerca de los enfermizos procesos corporales que todo humano puede padecer.
Pero la verdad que estás muy lindo cuando te pones bata blanca!!

Of course a esa cervecita, si nuestros múltiples compromisos nos lo permiten.

Que parecemos ministros, joer.
Pero sin su sueldo.

Muchos besos.

HOPE dijo...

jajajaja,muy bueno todo, yo si que reconozco que me senti medico el primer dia que en la sala de diseccion siendo estudiante me comí un bocadillo sobre un cuerpo y mientras preparaba la clase de anatomia, pero os puedo decir que en la playa lo 1º en que me fijo en una mujer no es en su cicatriz de apendicectomia, gracias a Dios , el dia que no sea asi algo irá mal en mi, jajajaja.
besos

Penélope dijo...

Bien, hope,eso es que todavía no sufres los síntomas del burnout. Yo, he de confesar, que la cicatriz tampoco es en lo primero que me fijo cuando veo a un hombre ligero de equipaje. Y sin embargo, no puedo evitar hacer diagnosticos inmediatos!!!

Saludos!!