meta name='verify-v1' content='pwiMUB28RJ4hiCr1EXENhHkHqJz4luG0BcIKSmW7UJk=' /> penelope en el paraiso: QUE ALGUIEN ME CORTE LA LENGUA, POR FAVOR.

miércoles, 25 de febrero de 2009

QUE ALGUIEN ME CORTE LA LENGUA, POR FAVOR.

No sé si es porque soy maña, porque soy impulsiva y pasional, porque mi autocontrol es para determinados temas tan inexistente como el agua en etiopía, o por qué...pero que alguien me corte la lengua, por favor.

No sé si es que me salté la clase el día que enseñaban lo que es la diplomacia, pero que me corten la lengua, por Dios.

Porque la yugular se me infla a veces más que a la Patiño, que me la corten, que me la corten.

Que me corten la lengua, o Penélope se va a ir ganando enemigos a lo largo de su atribulada vida, porque hay cosas que no me puedo callar. Y sinceramente, me da igual que venga el mismísimo dios o el presidente del gobierno a echarme la chapa, porque lo tengo que decir o reviento.

Que me la corten ya, porque a veces el enfado y la indignación que me producen determinadas situaciones hace que no diga las cosas con la calma y la amabilidad que serían precisas.

¿O sí?

Admiro a quienes mantienen la sangre fría y las palabras tranquilas ante discusiones y situaciones que enardecen el alma. Pero desgraciadamente, me estoy dando cuenta, que en esta vida hay personas que solo reaccionan ante las actitudes enérgicas y que la amabilidad y el “buenismo” (palabro que descubrí hace poco y que me encanta) hacen que te consideren una gilipollas o una blanda. Y nada más lejos de la realidad.

Y así sucede que el que se calla y habla por detrás es el bueno, y el que habla a la cara y se enfrenta, es el malo malísimo. Mecagüentó.

Tengo que encontrar ese punto medio en el que decir las cosas que considero que hay que decir, pero justo en su momento, con la contundencia necesaria y con la claridad suficiente para que queden claritas, pero que nadie se sienta herido.

Así que, que alguien me corte la lengua.

O, qué demonios, que no me la corten!. Que la vida es muy corta para ir haciendo bilis gratuitamente.

Puestos a elegir, prefiero ser una maña impulsiva que actúa desde el corazón (a veces equivocadamente), a una cobarde que pega la puñalada por la espalda.

Lo malo es que sin diplomacia no se llega tan lejos.

O simplemente, es que se llega a otro lugar.




(PD: es obvio que estoy enfadada, aunque el motivo de mi enfado no es menester comentarlo aquí. Para el siguiente post ya se me habrá pasado y podremos centrarnos en las relaciones sentimentales de las tortugas australianas. Mucho más interesante, dónde va a parar).

8 comentarios:

Lunarroja dijo...

Ni la lengua, ni las manos, ni el corazón que tienes... Que no te corten nada, que estás estupenda así!!!!!

También en eso coincido.
Besos (no diré con lengua, que puede quedar fatal).
;-)

Penélope dijo...

Jajajajajajjajajajja!!!!! Valeeeeeeee, sin leeeeenguaaaaaa, aiñññññ.
Y más pa´tí.

Turulato dijo...

Matisons que diría Tip..
¿Se trata de llegar lejos?. De verdad Penélope, eso solo lo pretenden los piojos puestos en limpio, porque son tan minúsculos que centran su vida en pasar de paño a toalla.
Mi padre fue un triunfador; público, además. Desde niño viví que eso es una tragedia si se es honrado y una villanía cuando no.

Por otro lado, como imaginarás y otros pueden contarte, he vivido mis cosas.. Y si me arrepiento de algo es de haber sido, solo, cáustico; para reposar hoy tranquilo, debería haber sido un salvaje con la manada de hijos de cabrón -de puta lo es con facilidad cualquiera- sin escrúpulos que antepusieron siempre su comodidad e interés a la Verdad y la Justicia.

Solo un límite. Grita y reclama siempre a aquellos que estén más altos que tú y dirigen tu labor. A quienes dependan de ti, ejemplo primero y luego exígeles lo mismo que tú has entregado.
pero nunca pases por alto nada, ni a unos ni a otros. Todos terminan siendo responsables, al final, de los muertos.

Nuareg dijo...

Pero bueno Pe, ¿y ese arranque? No me había percatado de la existencia de este post, me quedé con la poesía.

No , si ya sabía yo que eres todo un carácter...

Penélope dijo...

Turu, me ha encantado con tu comentario. Y que sirve, no solo para esta ocasion, sino para muchas otras. Gracias.

Nu, que de rubia lánguida no tengo naadaa... Tú no me has visto a mí con la yugular a punto de explotar, no? Aunque, en general, soy una chica tranquila y afable, eso sí.
Pero ya sabes, los volcanes entran de pronto en erupción, pero luego se calman pronto. Nada que no tenga solución. ;)

Nuareg dijo...

Ya sé que no tienes nada de rubia lánguida, lo cual es una pena, ya que ganáis un montón.

Por cierto, tú tampoco me has visto con la yugular a tensión, y no te recomiendo estar cerca si eso ocurre (suele ser por un buen motivo, como imagino que es tu caso)

Alejandro dijo...

Vaya, llego tarde, pero aún así, un brindis por ser políticamente incorrecta. Creo que aunque no lo hubieras dicho, lo eres, sin duda...

"Dadme el caballo más veloz, le he dicho la verdad al rey"

Penélope dijo...

No, no! Aquí nunca se llega tarde. Cada uno llega en la vida cuando puede, que suele ser en el momento oportuno para él (aunque a veces parezca que no).

¿Políticamente incorecta? Hmmmmmm, nunca había pensado en esas palabras para definirme...Pero ¿Sabes? Me acabas de decir un halago.

"Rápido, rápido, el caballo!!!!"