meta name='verify-v1' content='pwiMUB28RJ4hiCr1EXENhHkHqJz4luG0BcIKSmW7UJk=' /> penelope en el paraiso: ¿QUIEN QUIERE SER PERFECTO?

viernes, 27 de febrero de 2009

¿QUIEN QUIERE SER PERFECTO?


Hay un síndrome, que afecta a algunas personas, que genera una gran ansiedad y sentimiento de culpa cuando se tiene la sensación de que uno no se ha comportado como “idealmente” se espera que se comporte.


Los que lo padecen se sienten interiormente obligados, aun sin darse cuenta, a ser estupendos y maravillosos en todas las situaciones, a la necesidad de ser admirados en todo su esplendor, a hacer las cosas correctamente a riesgo de que un tribunal de justicia (psicológico,claro) les condene por ello.


Estas personas suelen ser muy duras consigo mismas, no dejándose pasar una y culpándose en repetidas ocasiones, lo que las lleva, consecuentemente a ser también muy duros con los demás, a no aceptar fácilmente los errores de los otros y a mostrarse casi intolerantes con los deslices y las imperfecciones del resto.


Es el Síndrome de “Tienes-que-ser-Doña-Don–Perfecto...o Te juzgarán”.


Lo curioso de este síndrome, es que los que lo padecen parecen no poder ver que la imperfección, los errores, las pequeñas mezquindades humanas propias, las debilidades que poseen, pueden hacerles más humanos y, paradójicamente, incluso, más aceptados por el resto.

Y sobre todas las cosas, no se dan cuenta, que hay otros humanos que no están dispuestos a juzgarlos tan duramente como ellos mismos se juzgan, y que para nada están esperando que uno sea lo maravilloso que él-ella misma se están obligando a ser.

Permitirse cometer un error, permitirse sentir cosas que crees que no debes sentir (odio, rechazo, asco, atracción, deseo), permitirse poder ser humano ( bajar la guardia, equivocarse, no haber hecho bien algo, ser mediocre, ser arrogante, tener miedo, sentirse estupenda en ocasiones y aceptarlo sin verguenza, sentirse mediocre en ocasiones y no morirse por ello.....), es un alivio sagrado, es un respiro que permite vivir.


Respirar, vivir y seguir caminando.



6 comentarios:

Nuareg dijo...

Me encanta ser imperfecto, vamos, normal (y lo digo sin ser pretencioso)

Turulato dijo...

¿De verdad?. ¿Si me convierto, me aceptarás al fin?.
Recuerda el escaso éxito que tuve cuando me presenté ante ti con la chupa de cuero y l'amoto...

He comentado este tras el de los gatitos. Se que eres docta, equilibrada y prudente. ¿Crees también que si me convierto mi sinergia será más cálida?

Penélope dijo...

Qué preciosa...la imperfección....
A ver turu: si te conviertes.... A QUÉ? Yo creo que nuestra sinergia está bien así, no? Comentario por aquí, comentario por allá...Está estupenda!!

Lunarroja dijo...

"The perfection is not an accident", me decía siempre un profesor.
Yo añador: "la imperfección... tampoco".

Alejandro dijo...

Permitirse ser humano... Lo que significa también permitirse ser contradictorio sin ser por eso falso o aire. Permitirse ser humano... un lujo demasiado caro hoy en día. Al menos aquí hay un hueco. Yo me permito ese lujo sobre todo aqui. Aquí no se juzga... Ummm... No, aquí no se juzga, aunque haya tenido mis dudas...

Penélope dijo...

¿Dónde es "aquí", Alejandro?