meta name='verify-v1' content='pwiMUB28RJ4hiCr1EXENhHkHqJz4luG0BcIKSmW7UJk=' /> penelope en el paraiso: DEL VADEMECUM Y OTROS POEMAS

martes, 25 de noviembre de 2008

DEL VADEMECUM Y OTROS POEMAS




Creo conveniente hacer un repaso a algunos de los medicamentos más eficaces para las más comunes afecciones del ser humano en todos los tiempos: cefaleas, dolores musculares, nervios, ansiedad, quebraderos de cabeza y demás dolencias.
Dichos fármacos me fueron recetados por Luis Felipe Alegre, del Grupo de Teatro el Silbo Vulnerado cuando trabajaba con ellos en los Entremeses del siglo de Oro, en mi cada vez más lejana época de la universidad.


Comenzaremos con uno de los analgésicos más potentes que existen: SIALMECER.


Les adjunto aquí el prospecto:


SIALMECER
las azules campanillas


COMPOSICIÓN POR SOBRE:
. suspiro.......1
. te llamo......1
. respiro........1
Excipientes: Sí, yo.

INDICACIONES
Todo tipo de procesos dolorosos como el viento murmurador, el resonar confuso, cualquiera que sea su origen, intensidad o localización. También está indicado en procesos dolorosos provocados por malas lecturas.

POSOLOGIA
1 o 2 sobres hasta 4 veces por dia, según la intensidad del dolor. Las poesías deben ser leídas íntegramente, sin interrupciones, acompañadas de 1 o 2 sorbos de vino tinto de Rioja.

ADVERTENCIA
Los sobres contienen te llamo. Se han descrito casos de intolerancia a este componente en niños y adolescentes. Aunque la cantidad presente en el preparado no es, probablemente, suficiente para desencadenar los síntomas de intolerancia, en caso de que apareciera irritabilidad debe llamar a su médico.

CONTRAINDICACIONES Y PRECAUCIONES
Hipersensibilidad individual comprobada hacia G.A.BÉCQUER y hacia los componentes románticos.

EFECTOS SECUNDARIOS
Pueden producirse contados casos de visiones y alucinaciones debidas a la perfección estrófica, que desaparecen habitualmente sin necesidad de suprimir la lectura.

INTOXICACIÓN Y SU TRATAMIENTO
En caso de lectura masiva accidental, interrumpir el tratamiento y establecer una terapia con extractos de Quevedo.

PRESENTACIÓN
7 sobres de 18 versos cada uno.

MANTENER FUERA DEL ALCANCE DE LOS NIÑOS

Con licencia poetica
Laboratorio de Investigación G.A.BÉCQUER-Veruela (Rioja).



Si al mecer las azules campanillas
de tu balcón,
crees que suspirando pasa el viento
murmurador,
sabe que, oculto entre las verdes hojas,
suspiro yo.
Si al resonar confuso a tus espaldas
vago rumor,
crees que por tu nombre te ha llamado
lejana voz,
sabe que, entre las sombras que te cercan
te llamo yo.
Si te turba medroso en la alta noche
tu corazón,
al sentir en tus labios un aliento
abrasador,
sabe que, aunque invisible, al lado tuyo,
respiro yo.



Automediquense señoras y señores!! Déjense curar con la lectura de versos, poesías, letras y sueños. Sumérjanse en los vericuetos de la pasión y las rimas! Leer cura el alma, y apenas tiene contraindicaciones.

En próximos posts les adjuntaré las fichas técnicas de los otros medicamentos.
Pueden encontrarlos en librerías, bibliotecas, desvanes largamente cerrados o quizá lo tengan y se hayan olvidado en alguna de las estanterías de sus casas.
También pueden ser adquiridos por internet.



Texto del prospecto y fabricación de los envases: el Silbo Vulnerado.

2 comentarios:

Turulato dijo...

Disiento. Sentir que se necesita un medicamento es tanto como admitir un fracaso.
¡Qué no, qué no y qué no!. Creo y mantengo que vivimos en un ambiente desvitalizado y carente de carácter. ¡Menos ayudas, menos pedir y más empuje!.
Porque..., si nosotros necesitamos tanta ayuda anímica... ¿Qué es lo que necesitan esas gentes tiradas en suelos miserables de chozas inexistentes y masacradas a cientos?. Comida y ayuda material, claro. ¿Pero qué, no necesitan calor humano?.

No Penélope. Tenemos muchísima más energía de la que utilizamos. Nuestro problema se llama cobardía.
Así que puede ser interesante releer mi comentario a tu artículo anterior.

Se que hay muchas personas que clamarían contra mis opiniones si las leyesen. Pero ni que sean muchas ni que griten más demuestra que están en lo cierto, como tampoco lo hace el que yo defienda mi postura. Es solo una cuestión de experiencia vital.
Y si nos fijamos en esta, ¿cuantos emigrantes africanos demuestran tener una entereza desconocida en estos pagos mediante el esfuerzo por llegar a Europa?. ¿O es que ellos no son personas y sufren y piensan y dudan como cualquiera?.

DESPERTA FERRO

Penélope dijo...

Estoy de acuerdo contigo, turulato. En todo. Pero este post es humorístico, o ha pretendido serlo. No lo he debido transmitir bien. De hecho, pretendía ser una irónica crítica al uso y abuso de medicamentos para "alegrarnos" el alma y el cuerpo.
Aiñññ, soy una incomprendida...

Besos.