meta name='verify-v1' content='pwiMUB28RJ4hiCr1EXENhHkHqJz4luG0BcIKSmW7UJk=' /> penelope en el paraiso: LA LIBRERÍA IMAGINARIA

martes, 7 de abril de 2009

LA LIBRERÍA IMAGINARIA




Me encontraba perdida por algún lugar de Madrid. La calle en cuestión era pequeña, estrecha, de suelo adoquinado y ambiente cristalino y dorado, como cuando sale el sol tras una tormenta. Un local antiguo de la esquina llamó mi atención, en el letrero de la entrada ponía:
“ Librería Imaginaria”.
Me metí, intrigada por tal nombre, y me encontré con un lugar muy acogedor. En seguida me dí cuenta de que no había a la venta ni un solo libro de Autoayuda, faltaba de forma escandalosa la sección de los libros esotéricos y espirituales y en las estanterías de “Narrativa” solo se podían encontrar títulos de Pío Baroja, Cervantes, Pavese, Chejov, Dostoievski…Un momento. Allí pasaba algo: ¿Dónde se habían metido los innumerables autores contemporaneos de bestsellers que nos acribillan por todos lados en las librerías normales? ¿Y los libros éxitos de ventas escritos por la modelo de moda o el presentador de turno del momento? ¿Qué había pasado con esa literatura barata de autores desconocidos que crecen como las setas, que llenan cientos de estantes y nos hacen perder el tiempo cuando lo que estamos buscando es un simple libro de bolsillo de “Fortunata y Jacinta”, que, “vaya! no nos lo han traído aún”, pero a cambio ahí mismo tiene “usté” 20 ejemplares bien grandes y empaquetaditos de “El misterio de la Cripta de los Templarios”…o algo parecido?…
No me pareció ese un lugar muy normal.

Poco a poco, mientras me deleitaba con el hallazgo, una neblina grisácea comenzó a invadir el ambiente de forma imperceptible hasta hacerlo muy borroso, y me dí cuenta de que el dependiente ya no era el dependiente, era Allan Poe y mientras me miraba lanzaba unas carcajadas agudísimas y cínicas, y yo comenzaba a hundirme, me hundía irremediablemente en una espiral espesa, brillante, de libros de autayuda y de bestsellers, que trataba de tragarme…y yo gritaba No!! Nooo, por favor!!!!.... y entonces desperté sudando y con el corazón latiendo a cien por hora.

Ah! Había sido un sueño.
Un sueño delicioso. O una pesadilla.
Según se mire



Foto: http://www.flickr.com/photos/51035555243@N01/176219371

4 comentarios:

tali dijo...

oh... vaya... un sueño... qué pena, porque ya estaba apuntándolo en mi cabeza para el próximo viaje a Madrid... una librería con Poe pululando por allí, gótico, misterioso, oscuro, escalofriante...

Turulato dijo...

No temas. Este Barón rampante te observaba desde lo alto de su árbol dispuesto a extender su mano

Nuareg dijo...

No era Allan Poe, era yo disfradao de Alan Poe, que te dejé marchar de tu sueño para que nos lo pudieras contar en el blog.

P.S.: Me voy de vacaciones y te pones a escribir como una loca. Menos mal que estpy de guardia y tengo tiempo para leer tranquilamente.

Penélope dijo...

Joooo...que no me tomais en serio....que era poe de verdad!!

Menos mal que turulato me cuida y me protege, cual caballero de los que pocos quedan. Así, ya puede una soñar tranquila!