meta name='verify-v1' content='pwiMUB28RJ4hiCr1EXENhHkHqJz4luG0BcIKSmW7UJk=' /> penelope en el paraiso: HOMBRES DE AYER. MUJERES DE HOY.

sábado, 7 de noviembre de 2009

HOMBRES DE AYER. MUJERES DE HOY.


Este es un cuento de Andrea Bocconi titulado...

TRANVIA

"Por fin. La desconocida subía siempre en aquella parada. "Amplia sonrisa, caderas anchas... una madre excelente para mis hijos", pensó. La saludó; ella respondió y retomó su lectura: culta, moderna.

Él se puso de mal humor: era muy conservador. ¿Por qué respondía a su saludo? Ni siquiera lo conocía.

Dudó. Ella bajó.
Se sintió divorciado: "¿Y los niños, con quién van a quedarse?”.



Imagen: oleo de Francisco Hernandez.
NOTA: Borré el comentario que escribí al hacer el post, de lo este cuento me suscitaba. (Decir que una mujer puede ser una madre estupenda aunque trabaje y tenga que salir de casa, aunque no le guste cocinar, aunque su máxima ilusión en la vida no sea la de la maternidad...no es nuevo...en estos tiempos que corren...verdad?
Y los hombres? Qué esperan de nosotras??...
Es el cuento de Andrea Bocconi un pensamiento masculino extendido??)
Me gustaría saber qué piensan ustedes...

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Una hoja en blanco, del corazón del árbol.

Una hoja en blanco se interpuso en el camino, era la hoja de un árbol que un día se había caído, salió de las entrañas lo que aquí se ha escrito, del corazón del árbol que un día vino. No hay intención al nacer, pero hoy, yo ya he nacido e intento explicar un enigma infinito, ¿Cómo saber si nada hay en los libros?. Unas caricias locas de un loco sin sentido, una mirada tenue unos ojos vespertinos.

http://laventanatorcida.blogspot.com/

Saludos una vez más desde Segovia.

Penélope dijo...

Menudo descubrimiento. Nos vemos también por la ventana torcida. O a través de ella.

Saludos para tí también.

Anónimo dijo...

Palabras para Penélope.
Hola he visto tu rostro asomado a mi ventana, una visión muy linda, encantadora, tus palabras me sonrojaron un poquito, pero bueno... Enseguida se pasó... Espero vuelvas pronto, intentaré tener un cafetito listo, por si te apetece… Nos vemos en las calles , un abrazo .Álvaro sg
Por cierto haber si te animas a escribir algo, lo echo de menos.

Turulato dijo...

¿Qué espero de las mujeres?..; ¿o qué espero de la mujer?. Que no es, exactamente, lo mismo. Pues, en principio, no lo se; no me paro a pensar. Lo que salga, en función de quien sea la mujer, sus cosas y las mías.

Pero eso no es todo. Lo que he dicho se acerca a mi realidad, pero es bueno decir algo de lo que uno sueña. Y entonces no puedo referirme a las mujeres, como si todas fueran una sola; que cada una es de su padre y de su madre.

La mujer..; esa persona que tras muchos años y experiencias ha ido uno depurando en su mente deseosa. Con toda claridad, alguien con quien pueda charlar una y otra vez, cuya mente sea, como mínimo, como la mía; y preferiblemente mejor -a los hechos me remito-. He comprobado que nada me agota más rápido que aburrirme por falta de flexibildad en las ideas, poco afán de aprender y falta de imaginación.

A la par, una compañera cómplice. He pasado por momentos en que si no tienes alguien en quien apoyarte y que tire de ti, te hundes. Y no hay pareja si no hay apoyo y sacrificio mutuo. No creo que sea necesario explayarse.

¿Y el sexo?. Pues como la Intendencia. Si funciona, no importa; si es un fracaso, ...

Para finalizar, añadiría algo muy importante. Por oficio, ejerzo un fuerte autocontrol sobre mi comportamiento. No soportaría una mujer cuya emotividad fuese un tobogán.