meta name='verify-v1' content='pwiMUB28RJ4hiCr1EXENhHkHqJz4luG0BcIKSmW7UJk=' /> penelope en el paraiso: CHE, EL ARGENTINO

sábado, 13 de septiembre de 2008

CHE, EL ARGENTINO

" Guerrillero heroico". Alberto Korda. 1960.


Pocas fotos en la historia se han convertido en icono y símbolo tan universalmente reconocido como ésta de Ernesto "Che" Guevara vestido de guerrillero. Guste o no guste. Quiero decir, se le ame o se le odie o se le ignore. Que ahí no entro. Pero es lo que hay. Cuántos millones habrá movido esta imagen en camisetas, posters, mecheritos, telas, portadas de libros, muñequeras, cintas, cajetillas de papel para liar, bolígrafos, pancartas, y un sinfín de objetos varios más. Probablemente el fotógrafo que la hizo no sospecharía en ese momento que su captura, afortunada y precisa, iba a pasar a la historia de la humanidad con mucha mayor fuerza que, incluso, su protagonista. Me explico: uno puede reconocer sin problema quién es este hombre de tanto haberlo visto por ahí impregnando todo tipo de objetos y en mil lugares y por la leyenda que se creó en torno a él. Otra cosa es que sepa de su vida más allá de lo que está en la historia al pie de calle, o del boca a boca. Y cuando me refiero a "saber más acerca de algo" no me refiero solo a haber leído más sobre el tema. Sino, y en esencia, interesarse por algo. Lo cual conduce indefectiblemente a una búsqueda. (La de la verdad, generalmente. Que esto ya es otro tema, porque yo no soy de las que creen que existe una única verdad.) Libros, ensayos, periódicos, conversaciones con otros que también están interesados, personas que vivieron su entorno, lo que sea que pueda hacer saber más....y finalmente, cuando ya tienes los suficientes datos para ello, la reflexión. Es decir: sacar tu propia conclusión.




Bien. Como yo soy de las del primer grupo en este caso, de las que apenas conozco nada de este hombre más allá de lo que la gran masa sabe y lo que leí en los libros de historia en EGB, no puedo hacer un comentario de la película en base a si los hechos reproducidos se corresponden con la verdad y no me veo muy capacitada para criticar o alabar el contenido histórico de la película. Pero sí puedo opinar sobre la película en sí. ¿Que me ha gustado? Digamos que sí. No enfatizo mucho porque a ratos se me volvía pelín lenta. El mismo sopor de la selva me envolvía a mí en ocasiones, pero lo salvaban los pequeños diálogos inconexos, esas pequeñas escenas de los ratos muertos, que nada aportan a la historia de la revolución cubana pero que intentan pintar a conciencia la personalidad del hombre que es protagonista. Y creo que lo consiguen. Como cuando el ché le exige a un guerrillero suyo (no seguir leyendo si no se ha visto la peli.....) que haga sus ejercicos de matemáticas a pesar de estar agotado. O cuando por fin acepta, admirado, la firme decisión de dos chavales de 15 años de unirse a su grupo. En la conversación con el guerrillero que se siente ofendido porque dice que Camilo le insulta cuando en realidad le llama "ventrílocuo". O al final de la peli cuando hace parar a uno de los suyos que pretende marchar hacia La Habana en un cochazo (robado) y le hace ver que eso no es lo que se pretende con la revolución. Y todo con esa seriedad y ese tono de voz calmado y grave que le caracteriza. Y oye, chico, a mí se me ponen los pelos de punta. Independientemente de que este hombre fuera de verdad así o no...se me ponen los pelos de punta. El Del Toro es un fiera interpretando. Y el hombre al que interpreta en la peli es un figura. Y por los documentos gráficos que están a la vista de todos, le ha clavado, joder. Su forma de mirar, su forma de fumar, sus posturas pensativas...

Sin duda lo mejor de la película es Benicio del Toro. Aunque yo haría también mención a unos cuantos actores más, Jorge Perugorría que no dice una palabra pero su silenciosa presencia acompañando al ché no pasa desapercibida, Santiago Cabrera en el papel de Camilo Cienfuegos, y un Unax Ugalde que me ha gustado mucho en su papel de secundario.

La interpretación de Fidel era excesivamente teatral y demasiado estudiada, sin mucho espacio para la aportación personal, pelín exagerada. Vamos, que me entraba la risa cada vez que salía.

Y la forma de contar la historia, que tendrá su nombrecito en el lenguaje cinematográfico, me aturdía un poco, la verdad. Y las más de las ocasiones no entendía lo que decían.

Pero Dios...con ver a Benicio, al ché, no, a Benicio, bueno quien sea...me bastaba.

Qué-hom-bre!!

Qué porte, qué talle, qué voz, qué mirada, qué puuuros se fumaba el tío siendo un asmático perdido, qué temple, qué carácter, qué presencia, qué....arf, arf...ya paro, ya paro que se me va la olla. Que intento hacer un comentario aséptico de la película y termino echandole los tejos al prota.
No tengo remedio.


Por eso nunca podría ser crítica de cine.
Bueno, por eso y porque no sé de cine. Básicamente.


Que ustedes la (le) disfruten.


Página oficial de la película: http://www.cheelargentino.com/
Foto del cartel (incluye comentario de la película, no tan gilipollas como el mío): http://www.laoffoffcritica.com/criticas/critica_cheelargentino.html
El sueño del ché, de Alvaro Otero. (Otra forma de ver las cosas): http://www.clubcultura.com/diario/dentro.php?entrada=2280

2 comentarios:

Turulato dijo...

¡Vaya, la jodimos tía Manuela!. Como voy leyendo de hoy hacia ayer..
Viene a resultar que ya me había comprado la amoto, la camiseta blanquita de manga corta, la cazadora de cuero y la gorrilla.

¡Qué tienes mucho encanto y la cosa merece la pena!.

Y ahora resulta que tengo que dejarme barba -échale tres o cuatro meses-, fumar cigarros y calarme una boina.

¡Céntrate hija mía, céntrate!

Penélope dijo...

Creo que no me había reído tanto y tan agusto desde hace tiempo. Es usted un poco payaso, señor turulato. Pero un payaso encantador y que escribe muy bien. Y lo digo desde el más absoluto cariño!!.